COMPARTIR
noticias
23 DE JULIO DE 2015
Platos estrella de nuestra cocina: Del meloso al rabo de toro
No es nada nuevo que en el restaurante Casa Fuster de Sabadell nos gusta la cocina tradicional. De entre todos los que conforman nuestra colección de platos tradicionales, dos sobresalen por el especial cariño que les tenemos.

La cocina catalana es casera, creativa, de tradición 'slow food' mucho antes de que este movimiento naciera, hecha con productos locales, frescos, de temporada y de gran calidad.
Traducido, significa que, desde antaño, la cocina tradicional catalana se caracteriza por ofrecer platos muy sabrosos y de gran calidad, de cocción lenta y realizada con cariño.
En este marco, en el restaurante Casa Fuster de Sabadell siempre hemos abrazado esta filosofía, poniendo todo nuestro corazón en la elaboración de los platos que conforman nuestra selección de cocina tradicional. De entre todos ellos, el meloso de ternera y el rabo de toro estofado ocupan un lugar especial.
El meloso de ternera es un clásico de la gastronomía tradicional, que sale de una pieza de la ternera que podremos degustar una vez cocinada y estofada de una forma jugosa y tierna.
Una vez seleccionada la carne, esta es pasada por un toque de plancha, seguidamente, se pasa a un proceso de maceración con los ingredientes y líquidos que van a componer su  salsa, dicho proceso durara entre 5 y 8 horas para posteriormente pasar a ser estofado a fuego lento que durara otras 3 o 4 horas, después de este tratamiento, que es la clave de este plato, se separaran, la carne para ser fileteada según el servicio que le queramos dar y los componentes líquidos e ingredientes, que serán licuados para dar paso a la salsa que bautizara los filetes posteriormente.
Esto será servido sobre una cama de puré de patata con trufa caramelizada que dará el toque final en su combinación, solo faltando la creatividad del chef para su presentación.
Por su parte, el rabo de toro estofado es un plato antológico, regional y de una especial tradición torera y taurina.
Como todos los platos estofados, su clave está en el tiempo de maceración previo al guiso y en la forma de tratar este mismo, los guisos de estos platos tienen que ser tratados con paciencia y realizados en piezas especiales, usando una analogía,  los buenos cafeteros dicen,” no es lo mismo tomar un café en vaso que en taza”, pues de la misma manera tampoco es lo mismo guisar en barro, que en hierro, que en cobre, o que en acero.
Otra de las disputas de este plato, es que hay muchos lugares donde se realiza con rabo de ternera. La diferencia entre uno y otro no sería apreciable, pero la buena tradición es cocinar  los rabos de toro que se habían matado en las corridas, siendo este el verdadero nacimiento de este plato.
De una forma u otra, este es un plato que está en nuestra casa y que tenemos el orgullo de poder recomendar, porque nuestros clientes han premiado y felicitado, cada vez que ha salido a la mesa.

COMPARTIR
© Casa Fuster 2015. Nota Legal Cookies
info@casafuster.net
Diseño Ochionet
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí. Si continuas navegando estás aceptándola